sábado, 18 de mayo de 2019

Poke de salmón

El poke es una ensalada hawaiana con pescado marinado y arroz, aunque yo lo he hecho con quinoa, pero se pueden usar ambas cosas. Está muy rico y es ideal para verano; además, se puede servir como entrante o como plato principal. Es muy fácil y seguro que os va a gustar. 
Ingredientes para 2 personas como plato único:
1/2kg de lomo de salmón troceado a taquitos. Sin piel y sin espinas.
100gr de quinoa ya hervida o de arroz, al gusto.
Un puñado de lechuga variada.
1/2 pepino en tiras.
1 zanahoria en tiras.
1 cebolleta troceada muy pequeña.
Zumo de media lima.
1 trozo de 1cm de raíz de jengibre rallado.
1/2 aguacate en daditos.
1/2 cucharada de semillas de ajonjolí.
1 cucharada de aceite de ajonjolí.
1/2 cucharadita de wasabi.
1 cucharada de mayonesa.
3 cucharadas de salsa de soja.
Preparación:
  1. Ponemos el salmón en un bol y le añadimos las semillas de sésamo, la soja, un chorreón de zumo de lima y el aceite de sésamo. Dejamos macerar al menos media hora, si es más, mejor.
  2. Escurrimos el salmón reservando la salsa que quede. No lo dejéis muy reseco. 
  3. Esa salsa que nos ha quedado, la mezclamos con la mayonesa, el wasabi y el resto de zumo de lima.
  4. Ahora montamos el plato, ponemos en un bol o fuente de ensalada, el salmón en un ladito, la lechuga en otro y la quinoa en otro. Arriba, ponemos la zanahoria, el pepino, el aguacate y la cebolleta sin mezclar. 
  5. Regamos con la salsa que teníamos de marinar el salmón junto con la mayonesa y el wasabi.
¡Listo! Ya tenéis vuestro poke preparado para llevar a la mesa. Espero que os guste, está realmente delicioso. Y no olvidéis una copita de vino, yo he abierto una botellita de "Habla del mar" que le viene que ni pintado. ¡Buen provecho!


lunes, 29 de abril de 2019

Esalada Caprese

Hace unos días, mi amiga Delia, me trajo unos ricos tomates Raf de Alicante, su tierra. Así que no podía dejar pasar la oportunidad de preparar una deliciosa ensalada caprese. Es muy fácil de hacer, todo depende de la calidad del producto, así que iros a hacer la compra a un sitio bueno y vamos para la cocina a preparar esta rica ensalada. 
Ingredientes:
Tomates (yo he usado de la variedad Raf).
Mozzarella fresca.
Albahaca fresca.
Aceite de oliva.
Vinagre de Módena.
Sal.
Preparación:
  1. Cortamos el tomate en rodajas y lo ponemos en un plato llano.
  2. Cortamos la mozzarella en rodajas y la ponemos sobre el tomate.
  3. Picamos albahaca fresca por encima.
  4. Aliñamos con un chorreón de aceite, unas gotitas de vinagre y sal.
Listo, ya tenemos la ensalada preparada para llevar a la mesa. Y os repito, su éxito dependerá de la calidad de los ingredientes. El tomate es fundamental. ¡Buen provecho!

domingo, 21 de abril de 2019

Tosta de sardina con pesto y queso viejo.

Otra receta fácil y muy rica que seguro que os va a sacar de más de un apuro. Yo la hice junto con la anterior y fue una delicia, la verdad...
Ingredientes:
Sardinas en aceite de oliva.
Queso viejo.
Pan de cereales.
Preparación:
  1. Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 200ºC
  2. Ponemos una capa de pesto sobre cada rebanada de pan.
  3. Añadimos una loncha de queso viejo y sobre él, ponemos una sardina con el aceite escurrido.
  4. Horneamos hasta que se funda el queso.
Pues ya tenemos otro aperitivo listo en poco tiempo. A mí me gusta más la tosta de bacalao, pero ésta estaba también de muerte. ¡Buen provecho!

Tosta de bacalao ahumado al pesto

Me encanta el bacalao en cualquiera de sus versiones, y el pesto me chifla, tanto el verde como el rojo. Así que inventar combinaciones con estos ingredientes, es para mí un placer. En esta ocasión, he utilizado pesto verde. Os dejo la receta y veréis qué fácil es hacer estas tostas y seguro que gustarán a todos. 
Ingredientes:
Rebanadas de pan de semillas o el que osguste.
Pesto verde.
Bacalao ahumado.
Parmesano.
Preparación:
  1. Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 200º C
  2. Ponemos un poco de pesto sobre cada tosta.
  3. Ahora cortamos el bacalao en lonchas del mismo tamaño que la tosta y las ponemos sobre el pesto.
  4. Espolvoreamos con parmesano.
  5. Horneamos hasta que el queso empiece a dorar. 
Bueno, no diréis que no ha sido fácil... Id abriendo un buen verdejo fresquito, que esto está ya listo para llevar a la mesa. ¡Buen provecho!

Tarta de botella de Cocacola para Raúl

¡Qué me gusta meterme en berenjenales! Es que no lo puedo evitar... Así hemos celebrado la llegada de Raúl, mi sobrino, a su primera década. La verdad es que merece la pena sólo por ver su carita cuando vió la tarta, jeje. En realidad no es que sea difícil, pero sí que es muy laboriosa, así que intentaré explicaros bien el paso a paso para que no tengáis dudas. 
Ingredientes para una botella de 2 litros:
1 botella de Cocacola de 2 litros vacía.
3 tabletas de chocolate fondant.
1 bizcocho, el que queráis, yo he usado el de yogur. 
1 crema pastelera. Podéis poner cualquier relleno que os guste.
1 almíbar. Podéis no ponerlo, a mí me gusta esponjosita la tarta...
2 cubiteras de hielo de gelatina. Para ello, calentamos 800ml de agua de algún sabor (yo he cogido de manzana) y le añadimos 2 sobres de gelatina neutra. Dejamos hervir y luego echamos en las cubiteras engrasadas con aceite. Metemos en la nevera toda la noche.
Preparación:
  1. Vaciamos la botella de Cocacola, la lavamos y la dejamos escurrir. Con mucho cuidado le quitamos la etiqueta y la arandela del tapón y las guardamos. 
  2. Con un cutex, abrimos un cuadrado grande para que sea más fácil rellenar la tarta. No os preocupéis porque eso queda hacia atrás y luego no se ve. 
  3. Secamos bien la botella por dentro, si no, estropeamos el chocolate.
  4. Fundimos una tableta de chocolate en el microondas y la vertemos dentro de la botella, vamos girando para que el chocolate caiga por todos lados. y ponemos la botella hacia abajo para que escurra el chocolate sobrante sobre un papel de horno. Metemos en la nevera.
  5. Repetimos la operación 2 veces más. 
  6. Rellenamos la botella con tuna capa de tiras de bizcocho de manera que cubramos todo el interior. Almibaramos con una brocha de cocina.
  7. Ponemos una capa de crema pastelera.
  8. Añadimos otra capa de bizcocho tapando el cuadrado que quedó abierto.
  9. Derretimos chocolate y tapamos el cuadrado de bizcocho con mucho cuidado de no llegar al borde del plástico para que no se pegue y no podamos quitarlo después. Metemos en la nevera hasta que esté fría por completo.
  10. Con una tijera de punta, cortamos el plástico de la botella dividiéndola en 2 partes. Se queda la señal de la tijera pero no pasa nada porque luego lo tapamos con la etiqueta.
  11. Ponemos la etiqueta dejando la parte fea hacia abajo, y el tapón y la arandela. Ahora ponemos nuestra tarta en una bandeja tumbada.
  12. Añadimos los hielos de gelatina y lista, ya la tenemos preparada para regalar. 

jueves, 18 de abril de 2019

Espárragos con gambas y jamón

Riquísimos están estos espárragos, en nuestra casa, caen una vez en semana seguro. Además, los compro congelados y así siempre los tengo disponibles. A veces, cuando es la temporada, mi padre me los coge en el campo y mi madre me los trocea y me los congela en bolsitas, listos para usarlos.
Ingredientes:
2 bolsas de espárragos verdes congelados. Las cantidades las podéis variar a vuestro gusto. Yo hago éstas para los dos y como plato único.
1 bolsa de gambas congeladas.
1 paquetito de jamón a trocitos muy pequeños.
3 dientes de ajo.
Pimentón al gusto.
Sal.
Aceite
Preparación:
  1. Echamos en una sartén un chorreón de aceite y freímos los ajos fileteados hasta que estén doraditos. 
  2. Añadimos los espárragos y dejamos un poco hacer hasta que suelten el agua. No se descongelan previamente. Salamos al gusto y añadimos el pimentón.
  3. Ahora echamos las gambas y tapamos a fuego a medio para que los espárragos se pongan tiernos.
  4. Cuando estén casi listos, destapamos y añadimos el jamón y vamos removiendo hasta que esté hecho. 
  5. Servimos caliente.
Bueno, no olvidéis el vino, en esta ocasión os recomendaré un verdejo de Marqués de Riscal que está muy muy rico. ¡Buen provecho!

miércoles, 27 de marzo de 2019

Brownie de chocolate light

¿Existe un brownie de chocolate que sea light? ¡Pues sí! Existe y de hecho, está aquí. Lo he preparado esta tarde para la merienda y me ha encantado. No lleva azúcar, ni lactosa, ni yemas de huevos, ni harina... vamos, que no puede ser más completo. La receta es de mi amiga Delia. Se puede comer un trocito para media mañana o para la merienda sin tener cargo de conciencia, así que no lo dudéis. Además, es una receta para microondas que está lista en 8 minutos. ¿A qué estáis esperando?
Ingredientes:
6 claras de huevo. Yo las he comprado pasteurizadas.
2 vasitos de queso batido 0%. En Mercadona los hay.
8 cucharadas soperas de salvado de trigo.
8 cucharadas soperas de salvado de avena.
8 cucharadas soperas de leche desnatada sin lactosa.
4 cucharadas soperas de cacao en polvo Valor 0%.
2 cucharadas de edulcorante líquido. Yo he usado sacarina líquida, pero podéis poner estevia. 
1 sobre de levadura.
Preparación:
  1. Mezclamos las claras con el edulcorante. Yo he usado una batidora de varillas eléctrica.
  2. Añadimos el resto de ingredientes en el mismo orden y seguimos batiendo hasta que esté todo integrado.
  3. Echamos en un molde de silicona apto para microondas. Yo no tenía y he usado uno de cristal. 
  4. Ponemos 7-8 minutos a máxima potencia. Yo lo he tenido 8. A los 3 minutos, lo paré y lo removí. Luego dejé que terminara el tiempo. 
  5. Enfriar y servir. 
Así de fácil y rápido. Espero que lo probéis y me digáis qué os ha parecido. Llena mucho, así que no abuséis de él. ¡Buen provecho!